Posts con la categoría ‘Loterias’

Lotería de Navidad en Doña Manolita

Escrito en Loterias

Doña Manolita¿Quién no conoce la Administración de Loterías de Doña Manolita? ¡Si hasta Sabina la menciona en una de sus canciones! Ubicada en el nº32 de la Gran Vía Madrileña esta es quizás la administración de loterías más famosa de toda España.

Para la lotería de Navidad colas de varias horas se forman para comprar lotería de una de las administraciones tocadas por la suerte. Doña Manolita comenzó el negocio en 1962 y desde entonces ha entregado más de 4 primeros premios y 7 segundos. Sin mencionar los «gordos» repartidos a lo largo del resto del año.

Muchos turistas que se acercan a Madrid por estas fechas tienen encargo de comprar decimos en dicha Administración. En la Puerta del Sol hay numerosos revendedores de lotería de Doña Manolita; también ellos no dan abasto para vender lotería aún con el sobreprecio.

Doña Manolita es la Administración fetiche en Madrid.


Escrito por .

SuperEnaLotto. La lotería mas dificil de acertar

Escrito en Loterias

Revisando la entrada de la Wikipedia sobre las loterías del mundo, uno descubre que la lotería donde la probabilidad de ganar es menor, de todas las que se celebran en el mundo, es una que se celebra en Italia: La SuperEnaLotto.

Esta lotería es similar a la lotería primitiva española, sólo que en lugar de los 49 números de la lotería española, ¡Ellos emplean 90!

Para el jugador de calle es lo mismo, en ambos casos es jodidamente complicado conseguir el premio. Pero para el que haga cuentas resulta deprimente esperar conseguir un premio así:

Comparativamente con juegos similares, la SuperEnalotto es un escándalo integral por lo desfavorable que es para los jugadores. La probabilidad de acertar seis números de 90 es de una entre 622 millones. En la Loto 6/49 que se juega en España es de una entre 14 millones. ¡Es casi 50 veces más difícil la loto italiana!

Ante semejante perspectiva, lo habitual de la lotería es…que no toque. Los botes se van acumulando y el premio sube hasta niveles de ensueño, lo que provoca que la gente juegue más y más y el bote no deja sino de subir.

El 23 de Octubre de 2008 se registró el premio récord en la SuperEnaLotto: tras sucesivos botes un fantástico premio de más de 100 millones de euros fue a parar a un afortunadísimo participante de Catania.

Aún así, este premio está muy alejado de los mayores que se han repartido en la historia. Estados Unidos ha repartido la friolera de 390 millones de dólares en uno de sus sorteos combinados con bote.

Mayores premios en loterias

Mayores premios en loterias

La SuperEnaLotto es un timo en toda regla de cara a los participantes, pero eso no la convierte en menos popular. Cuesta un euro rellenar dos apuestas y así vista es una opción barata para soñar. Pero la probabilidad es tan baja que cuesta creerlo.

Una probabilidad entre seiscientos millones es, aproximadamente la misma (sólo seis veces menor) que que te toque la lotería de Navidad ¡Dos años seguidos!

Nuestra querida lotería de la ONCE anda por el mismo camino que la SuperEnaLotto: premios enormes constantes pero probabilidades bajísimas de ganar. Con el añadido de que algunos de estos sorteos especiales no tienen bote.

Pueden prometer un premio de 10 millones de euros para cupones que cuestan 3 y 4 euros. La probabilidad de acertar es también bajísima: Para obtener el premio anunciado se requieren 5 cifras + la serie (de 100 posibles) , que traducido en números es como acertar un número de siete cifras, del orden de los millones, casi una probabilidad entre 10 millones.

Seguro que alguna vez prometen un premio de miles de millones pero para el que haya que acertar veinte cifras. Si te acostumbras a no dar los premios nunca, lo importante no es lo probable de ganar sino prometer un buen premio.


Escrito por .

Tras ganar la lotería

Escrito en Loterias

Siempre que hay un gran sorteo de lotería, suele verse la imagen de la administración de loterías donde tocó el premio y en la que se congregan los agraciados invitando a champán a todo el que quiera disfrutar de la alegría del momento.

Pocas veces se verá tanto descuido cuidando algo tan valioso como el décimo de lotería. Un trocito de papel que puede significar 300.000 euros o incluso millones si se trata de una lotería primitiva importante. Y sin embargo ahí están, enseñándolo a cualquiera, en una mano la copa de champán y en la otra el décimo, casi arrugado.

La mitad de la alegría de que te toque la lotería es el poder gritarlo, el decir aquello de «me ha tocado a mi y a ti no», el poder restregárselo al jefe, quizás despidiéndonos con un corte de mangas. La otra mitad es el dinero y todas las molestias que se pueden pagar con él.

Hay sin embargo mucha gente que renuncia a esta primera mitad. A la más espontánea, a la demostración de felicidad ante todos. Son aquellos casos, en cierto modo infrecuentes, en que el premiado no da señales de vida. Es una actitud prudente que hay que saber entender.

El caso más famoso en España es a su vez el mayor premio de lotería jamás entregado: 77 millones de euros fueron a parar a un desconocido en el pequeño pueblo de Montefrío (Granada).

Aquí la situación fue realmente digna de sangre fría. Una pequeña localidad donde todo el mundo se conoce y el ganador no dio señal alguna de vida. Todos siguieron con su habitual rutina, eso sí, vigilando al vecino para ver si era el agraciado. Fuera quien fuese se comportó con el sigilo de un gato. Nadie supo quién fue el vencedor. Se sospecha que tuvo que ser alguien del pueblo, porque nadie que tuviera 77 millones de euros mantendría el mismo nivel de vida.

Cuando te toca la lotería una actitud frecuente es la de quitarse de enmedio. Y es que mucha gente vive donde vive porque no tiene mejor forma de vivir. Muchas veces los premios se los llevan jubilados que se van a lo que ellos entienden como lugares paradisíacos para pasar el resto de sus vidas. Suelen llevarse a sus hijos y nietos con el reguero de millones como excelente reclamo. Aquí hay una interesante lista de ganadores de lotería y qué hicieron con su dinero: Mallorca, playa y un empezar de nuevo. Pero abandonar el hogar sin ningún reparo.

Pero lo normal es celebrarlo y que todo el mundo te conozca como «aquel al que le tocó la lotería». Como el caso de Manuel Calvo Vaz, vecino de Riós, un pueblo de Orense. A Manuel Calvo Vaz le tocaron más de 9 millones de euros en el 2003 y desde entonces los vecinos del pueblo lo llamaban «O Millonario» (el millonario).

Tras ganar el premio su vida no cambió mucho, simplemente mejoró. Se quedó en el mismo pueblo pero de tener una modesta vivienda pasó a tener un palacete. Fundó una empresa de transportes y de gestión de terrenos industriales, Silagro. Tenía una flota de camiones y una plantilla bastante respetable.

Sin embargo el dinero de la lotería tiene algo que hace pensar en él como si estuviera concentrado, como ese billete inicial de lotería que se muestra ante las cámaras el primer día, el del champán. Cuando te toca la lotería la gente tiene la idea de que tu patrimonio está en sacos de billetes. Cualquier otro empresario puede tener más dinero que un vencedor de la lotería pero el ser un millonario de la lotería es un riesgo muy grande.

Muchos delincuentes atentan contra los vencedores en las loterías. Son presa fácil porque suelen vivir con pocas medidas de seguridad y no tienen un patrimonio repartido. Son capaces de guardar mucho dinero en metálico, por la falta de costumbre. Y como poco tienen en la cartilla del banco unos cuantos milloncejos. De invertir en bolsa, o fondos de inversión, o letras del tesoro, nada de nada.

El caso de Manuel Calvo es extraño y aún no se sabe muy bien todo lo que pudo ocurrirle. En Octubre del 2008 apareció tras dos días en paradero desconocido, magullado y muy alterado, con síntomas de estrés postraumático. Parece que había sido víctima de un secuestro express.

Aún no se había aclarado ese incidente cuando apenas dos meses después, aparecía muerto en su coche, de un disparo de escopeta. Había estado dos semanas desaparecido y nadie llamó solicitando dinero.

Sin lugar a dudas un triste final para una persona premiada con la buena suerte. Y es que el dinero no da la felicidad y en algún caso sólo atrae los problemas. Personalmente daría los siguientes consejos a aquel al que le toque una obscena cantidad de dinero en la lotería:

a) No vayas a la administración de loterías a por el champán.
b) No digas que te ha tocado la lotería a casi nadie.
c) Considera la opción de mudarte a otra población o incluso país.
d) Invierte el dinero, diversificando, en bienes poco líquidos. Que no seas famoso por tener muchos billetes a tiro de una transferencia. Dinero en bonos, inmuebles, acciones.
f) Mejora la seguridad de tu vivienda.
g) No tengas un tren de vida alocado sin que parezca que provenga de una labor profesional exitosa. Siempre creerán que tienes un saco de billetes.
h) Reparte algo del dinero a tus familiares.
i) No dejes que el dinero te haga infeliz.


Escrito por .

Vender lotería de Navidad

Escrito en Loterias

Ya se ha celebrado el Sorteo de la Lotería de Navidad y se puede hacer un balance de los resultados del año. Es curioso que se han pasado desde Septiembre bombardeándonos con noticias de que a pesar de la crisis, se estaba vendiendo más lotería que nunca. Han sido tres meses reiterativos de que las loterías y los juegos de azar funcionan mejor en tiempos de crisis. Para luego de golpe y porrazo, dos o tres días antes de que se celebre el sorteo decir la verdad: las ventas han bajado, exactamente un 3%.

En este contexto económico en que nos encontramos, de economía en contracción, gente que pierde sus trabajos y dificultad para conseguir clientes, me pareció digno de denuncia lo que vi el día antes del sorteo de la Lotería de Navidad del 2008.

Ese es el día en que se producen mayores ventas ya que existe una superstición de que cuanto más tarde se compre más probable es que toque. Además, mucha gente se desplaza a Madrid en los fines de semana de diciembre y aprovecha su visita para comprar lotería. Se forman unas colas larguísimas delante de la Administración de Loterías de Doña Manolita, por la fama que tiene (si es esta merecida o no, es algo de lo que ya escribiremos).

Estamos hablando de que a lo mejor hay que esperar veinte minutos para poder comprar un décimo de lotería de Doña Manolita. Por eso me pareció sorprendente encontrarme la Administración de Loterías de Doña Manolita cerrada justo el día antes del sorteo, el 21 de diciembre. Y es que se habían agotado los décimos.

Me parece por tanto necesario criticar el comportamiento de los responsables de esta Administración. Se ha vendido menos lotería que otros años pero se ha emitido tanta como otros, luego quedaban números por vender con total seguridad.

Sin embargo en una Administración que hace su agosto en diciembre, que puede vender tanto como quiera, por una inexplicable falta de previsión, se solicitaron menos décimos de los que se acabaron necesitando vender. Como ya digo, en los tiempos en que corren, el que no hace negocio por pereza, por dejadez o por falta de previsión, se merece todo lo malo que le pase.

Y es que igual llevaba la administración cerrada más días, lo que haría la situación aún más inexplicable. No se crea una ficticia escasez porque todo Madrid está lleno de décimos de esa administración que revenden gitanas por el centro de la ciudad. Es sólo que ellos podrían vender más y no lo han hecho porque no les ha dado la gana.

Así, se merece que no les toque ningún premio importante, como casi siempre, año tras año, a pesar de vender unas cantidades obscenas de lotería.


Escrito por .